Silvia García 2019-03-28T23:05:59+00:00

Silvia GarcíaA pocas semanas de celebrar nuestro IV Encuentro Empresarial en Almería aprovechamos para ir dando a conocer a los que serán nuestros ponentes y
colaboradores.

Para empezar, hemos hablado con Silvia García, una de nuestros ponentes, CEO de Wings Coaching, consultora de empresas y coach formadora.

¿A qué te dedicas Silvia?

Actualmente combino las actividades de coaching, consultoría y formación. El 70 % de mi trabajo es en organizaciones y el 30% en el ámbito de desarrollo personal.

¿Cómo llegaste a este trabajo?

Conocí el coaching en 2006 de la mano de José Antonio Felipe, y quedé fascinada con esta herramienta. Descubrir cómo mejorar nuestra calidad de vida a través de la conexión con nosotros mismos fue algo impactante para mi.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Sin duda, el misterio de acompañar a una persona o un equipo, sin necesidad de saber las respuestas. Sólo saber que ellos pueden llegar a lo que desean si identifican y apartan los obstáculos. Se requiere una verdadera confianza en el ser humano para ejercer esta profesión.

¿Qué es lo más complicado a lo que te sueles enfrentar laboralmente?

El gran reto es trabajar junto a las personas a su ritmo, respetando sus deseos y sobre todo sin juicios ni expectativas propias.

¿Qué es lo que has aprendido durante el tiempo que llevas con tu negocio?

Que no hay atajos para el éxito. Detrás de una persona o empresa que logra sus sueños hay constancia, disciplina y muchas veces una alta dosis de bondad en los
servicios que ofrecen a la sociedad.

¿A quién sueles ayudar?

A empresas, equipos y personas con procesos personales.

Para llegar hasta aquí, ¿has contado con ayuda?

La mayor ayuda que he tenido y sigo teniendo siempre es la de mi familia, sin mi padre y hermanas no podría haber desarrollado esta empresa y conciliado mi vida familiar. Ellos siempre están.

¿Qué consejo podrías regalarnos?

Ser uno mismo, conocer nuestras verdaderas necesidades y atenderlas. Es lo mejor que podemos brindar a nuestro entorno.

¿Crees que es difícil ser fuente de inspiración para tus trabajadores?

Creo que es un peso muy grande. Cada persona debería ser su propia fuente de inspiración, y trabajar en equipo hasta con su líder. Si cada persona asume su rol, y lo lleva a cabo con compromiso todos son fuente de inspiración, o apoyo según el momento.

¿Qué elementos crees que son fundamentales para conseguirlo?

Para que cada persona sea una fuente de inspiración en la empresa, primero deben tener objetivos y acuerdos muy claros. Cada uno debe asumir que ya es un líder de su vida y su propio puesto, y que puede hacer algo maravilloso desde allí. Las personas se comprometen cuando saben que su trabajo aporta a un bien mayor, por ejemplo algo que mejore a nivel social.

¿qué sueles hacer tú para conectar con otras personas?

Ser yo misma.

¿Cómo consigo que los demás me recuerden más allá de mi tarjeta de visita?

Intenta aportar valor, ser útil. Tener algo que facilite la vida de las personas, así no necesitarás tu tarjeta para que te recuerden. No se trata de que nos recuerden, se trata de que podamos hacer algo por sus vidas.

¿Qué te parece nuestra iniciativa de realizar estas jornadas empresariales?

Asistí a la del año pasado, y me emocionó. Asesoría de Antonio Pérez es una empresa de las que yo llamo «empresas con alma». Me gusta eso. Creo que es muy necesario que hayan más de estos encuentros, los empresarios necesitamos encontrarnos, compartir experiencias, encontrar puntos en común en nuestras vivencias, porque eso es lo que fomenta la cooperación.

¿Qué consejo nos darías de cara a futuros eventos?

Pues me encanta como lo hacéis así que no hay consejo jeje.